Untitled Document

Tengo la esperanza de que los científicos sigan investigando y desarrollando nuevos tratamientos contra el síndrome mielodisplásico y espero que pronto se hagan ensayos clínicos para que se encuentre un nuevo agente que disminuya el número de transfusiones.

Conoce su historia >>>

Me gustaría resaltar otro aspecto del tratamiento muy importante y beneficioso: el psicológico, es decir, la cantidad extraordinaria de cuidado que los pacientes con desórdenes hematológicos pueden llegar a recibir. Admiro la cortesía de todo el equipo de profesionales, su amabilidad, su implicación y sus esfuerzos, paciencia y cuidado sin límites.

Conoce su historia >>>

Afortunadamente mis amigos y mi familia han estado ahí para apoyarme y siempre están disponibles para mí cuando lo necesito. Pero tengo que decir que lo que me sigue manteniendo viva es que sé que voy a seguir viviendo la vida al máximo, aunque entre tanto necesite momentos de descanso.

Conoce su historia >>>

Mi pasión por la investigación y la ingeniería nunca me hubiesen dejado tirar la toalla. Siempre pensé que adoptar una posición proactiva era la mejor opción para afrontar cualquier tipo de situación.

Conoce su historia >>>

A pesar del diagnóstico, mi mujer y yo decidimos celebrar nuestro aniversario e ir a cenar al restaurante Jan Hurtigkarls en Ålsgårde, en la costa norte de Selandia, como teníamos previsto. Al día siguiente nos dedicamos a buscar información sobre la enfermedad en internet y también conseguimos una copia de una guía para pacientes y familiares.

Conoce su historia >>>


Nunca he sentido que mi edad afectase en la manera en la que mi oncólogo me trata. Siempre me presta toda su atención y contesta a mis múltiples preguntas, y me hace reír. Siento que se preocupa mucho por mí como persona y nada le causa problema. Me siento muy afortunada de tenerlo como médico porque sé que recibo la mejor atención posible.

Conoce su historia >>>

Envíanos tu historia

Tu testimonio es importante y ayuda a otras personas que están pasando por lo mismo. Si tienes una historia que contarnos, queremos oirla. En primer lugar, necesitamos que nos digas tu nombre y nos facilites una dirección de correo electrónico.
A continuación, cuéntanos tu testimonio.
Puedes enviarnos hasta tres fotos para que ilustremos tu historia. Pincha en el botón examinar y selecciona la imágen.
 
Síguenos en FacebookSíguenos en Twitter